"Saludable no es una meta,
es un estilo de vida"

 

 

 


Como afecta el estrés tu estado nutricional

El estrés es conocido como una respuesta automática y natural del cuerpo ante a cualquier situación que resulte una amenaza. La vida está en constante cambio y exige continuas adaptaciones por lo que siempre es necesaria cierta cantidad de estrés. Sin embargo, cuando la respuesta de estres se prolonga o se intensifica con el tiempo, ejerce efectos nocivos sobre nuestra salud física y emocional.

El estrés se puede clasifica en tres tipos:

1. Estrés agudo:
es breve, se presenta como una situación aislada y no tiene tiempo suficiente para producir grandes lesiones al organismo. Los síntomas más comunes son ira, ansiedad, dolor de cabeza, dolor de espalda o de mandíbula debido a la tensión muscular, acidez estomacal, diarrea, estreñimiento y síndrome del intestino irritable, elevación de la presión arterial, taquicardia, sudoración de las palmas de las manos, palpitaciones cardíacas, mareos, migrañas o dificultad respiratoria

2. Estrés agudo episódico:
Se presenta cuando las personas presentan episodios frecuentes de estrés agudo. Este tipo de estrés si produce daño al organismo ya que el cuerpo no logra reponerse adecuadamente a cada episodio.

3. Estrés crónico:
Este es el estrés más agotador porque desgasta a las personas a diario, año tras año. Este estrés se desarrolla frente a situaciones que se mantienen en el tiempo como la la pobreza, problemas familiares, o sentirse atrapado en un matrimonio infeliz o en un empleo o carrera que no se disfruta. Lo más complejo del estrés crónico es que las personas se acostumbran a él y no notan que están bajo este tipo de patología.


Como responde nuestro cuerpo al estrés y como afecta nuestro estado nutricional?

Durante un periodo de estrés se da la contracción de los vasos sanguíneos, aumentan las palpitaciones, se detiene la movilidad del intestino, se liberan hormonas como adrenalina y cortisol, aumenta la cantidad de azúcar en sangre y sustancias encargadas de la coagulación de la sangre. Todos estos mecanismos los desarrolla el cuerpo con el fin de que la persona tenga energía para escapar corriendo o para proveer fuerza para hacerle frente a un ataque físico; sin embargo, si la persona se mantiene en este estado de alerta permanentemente produce un desgaste en las reservas del cuerpo, se detienen procesos funcionales como los movimientos del intestino y se produce una acumulación de grasa en el abdomen, entre otras.
Las consecuencias pueden ser enfermedades como obesidad, pérdida del cabello, depresión, acné, ulceras, insomnio o enfermedades cardíacas. Incluso algunos estudios han encontrado que el estrés crónico disminuye la zona del cerebro encargada de la memoria.
El exceso de cortisol aumenta los niveles de insulina, lo que incrementa el apetito y hace desear alimentos ricos en azúcares y grasas. Al consumir estos alimentos se genera más insulina en sangre que produce una necesidad de más a azúcares y grasas y así continúa el ciclo insulin+ azucar+insulina+azucar

Tips para prevenir y manejar el estrés

Realiza algún tipo de actividad física por lo menos tres veces por semana: El esfuerzo físico estimula la segregación de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, te ayudarán a sentirte mejor contigo mismo

Come saludablemente: Te ayudará a enfrentarte a situaciones de la vida cotidiana con mas fuerza y además, al verte verte mejor físicamente mejorará tu estado de ánimo!

Desconectate de todo: tómate un tiempo solo para ti, dedica un mínimo de 15 minutos cada día para cerrar los ojos, respirar profundamente y pensar en cosas que realmente te gustan.

Busca incorporar actividades inspiradoras a tu vida: Haz una lista de tus hobbies y empieza a dedicarles tiempo, son tan importantes como tu trabajo, ya que contribuyen con tu salud física y emocional, no los dejes para después

Investiga la causa del estrés: piensa en posibles soluciones para corregir el problema desde la raíz. Si necesitas ayuda, pídela a tus amigos y familiares, no te quedes esperando a que se solucione porque te provocarás más daño a ti mismo.

Busca terapias alternativas: Estar cerca del agua produce un efecto tranquilizador. Busca pasar tiempo cerca de un lago, una catarata, el mar o la lluvia. El agua genera "iones negativos" que te ayudan a aliviar el estrés y a mejorar tu humor.

Se realista: Cambia lo que pueda cambiar y acepta lo que no puedes cambiar, pero intenta llegar a un acuerdo para hacer que la situación te sea lo más favorable posible, busca ayuda profesional para aprender a desarrollar herramientas útiles para manejar la situación.

Aprende a disfrutar de las cosas simples de la vida: Mira el atardecer o el amanecer hay una energía especial en la quietud de la madrugada y en los colores del atardecer. Nutre tu espítu disfrutando de esos placeres sencillos y naturales.

Coloca plantas en el lugar donde pasas más tiempo: Esto te ayudará arefrescar el ambiente.

Descubre el placer de leer: Los libros pueden transportarnos a lugares nuevos en nuestras mentes, y nos ayudan a dejar de lado las preocupaciones. Busca libros que te interesen y te inspiren, lo más importante es que elijas temás que realmente disfrutes.

Quitate los zapatos: Vuelve a conectarte con la naturaleza. Siente el zacate o la arena en tus pies. Tómate tu tiempo para observar las plantas, los árboles o las flores

Agrega momentos de silencio a tu vida: Apaga el televisor, el celular, la computadora, y todo lo que absorbe energía y quedate así por 15 minutos. El silencio completo te ayudará a sentirse más relajado y tranquilo.

Toma un baño caliente: Tomar un baño caliente en las noches es una gran manera de relajarse y de preparar tu cuerpo para el sueño.

 



 

 


Decídete a dar el primer paso hacia una vida saludable!

Suscríbete gratis a mi boletín nutricional mensual y recibe de regalo estos dos deliciosos recetarios:

Además, recibe en tu correo recetas, información y tips de nutrición y empieza un precioso viaje hacia una vida llena de salud y cosas buenas para ti y para tu familia!

 
 
 

 

"Olvídate de las dietas, disfruta de la comida y empieza a sentirte mejor cada día. Aprende a nutrirte inteligentemente, eres el mejor proyecto en el que puedes invertir"

 

 

 


©Todos los derechos reservados, 2017 | Contacto: pris@prismarin.com | Dra. Priscilla Marín, Licenciada en Nutrición | Cod. 1794
Consultorio & WhatsAPP: +506 7005 2731 | Dirección: 150 O. del Auto Mercado de Los Yoses, Ocean Diver Gym, San José - Costa Rica.